aldee@aldee.org     mapa web Mapa Web    Área de socios Área de socios
Aldee Index
Noticias
volver al listado
■ Sobre las bibliotecas navarras...ASNABI
Las bibliotecas en el Reyno de Navarra (o de las Maravillas) por Juana Lajos Archanco (Asnabi)


La Asociacin Navarra de Bibliotecarios /Nafarroako Liburuzainen Elkartea (ASNABI) desea informar de algunos hechos que afectan no slo a bibliotecarios, lectores y bibliotecas de Navarra sino a la sociedad en general. Para situarnos, vamos a recordar que en el ao 2003 se produjo una reorganizacin departamental en el Gobierno de Navarra que afect a las bibliotecas pblicas: el Servicio de Bibliotecas, con anterioridad encuadrado en el Departamento de Educacin y Cultura, pas a formar parte del de Cultura y Turismo. A partir de entonces, las bibliotecas vienen compitiendo con las oficinas de turismo en las tareas propagandsticas de los eventos celebrados en el Reyno: Ao Jacobeo, centenario de San Francisco Javier...

Pero ha habido novedades de mayor relieve que queremos comentar. Por ejemplo, el concurso pblico del segundo semestre de 2005 para la contratacin del suministro de libros y documentos audiovisuales para el Sistema de Bibliotecas Pblicas de Navarra. Hasta entonces las adquisiciones se realizaban en las diferentes libreras navarras; con el nuevo sistema, el material llega a las bibliotecas navarras desde empresas radicadas fuera de la Comunidad Foral. Poco habra que objetar si el servicio que se presta al usuario hubiera mejorado, pero ha ocurrido justamente lo contrario, siendo el perjuicio ms evidente, aunque no el nico, el escandaloso retraso en la llegada de las novedades, unido adems al recorte de presupuestos para adquisiciones.

Es tambin novedad la convocatoria de subvenciones a los ayuntamientos para actividades de animacin y fomento de la lectura en las bibliotecas pblicas. Algn despistado podra creer que es una esplndida noticia, desconocedor de que desde hace muchsimos aos las bibliotecas pblicas vienen desarrollando dichas actividades porque, al margen del presupuesto concedido por cada ayuntamiento, tenan garantizado un dinero proveniente de la Red de Bibliotecas que a partir de ahora parece que deben ganarse presentando un proyecto que curiosamente debe firmar cada ayuntamiento...

Otro cambio es la supresin del presupuesto que conceda el Gobierno de Navarra para compra de libros a las bibliotecas de localidades de menos de 2.000 habitantes. Y otro ms, el frenazo al proceso de informatizacin de las bibliotecas de poblaciones que no alcanzan los 3.000 habitantes. Seguramente a muchas personas les sorprender saber que la mitad de las bibliotecas pblicas navarras tienen todava su fondo bibliogrfico y la gestin del prstamo sin automatizar, y deben seguir utilizando las decimonnicas fichas de papel. A pesar de ello, se proclama sin rubor que la nueva tarjeta de usuario sirve para todas las bibliotecas, cuando es evidente que esas bibliotecas sin informatizar (la mitad!) no pueden acceder a los datos que la tarjeta contiene. Nuevamente, el remedio para solucionar este dislate es una orden foral convocando subvenciones de ayuda a los ayuntamientos para automatizar los fondos de la biblioteca pblica local. Pero la realidad es tozuda y las bibliotecas de esas poblaciones siguen sin automatizarse.

Asimismo los logros de los ltimos aos, concretados en la inauguracin de varias bibliotecas (San Pedro, Yamaguchi, Berriozar, Noin, Chantrea...) que cuentan con excelentes instalaciones, se ven empaados por la falta de personal para atenderlas adecuadamente. Y es que el Gobierno de Navarra no parece dispuesto a realizar en el tema de personal el esfuerzo que ha llevado a cabo en infraestructuras. La solucin al problema sera sencillsima si existiera voluntad poltica de arreglarlo. Pero lo nico que se hace es colocar parches, de forma que se pueda salir del paso en las situaciones ms apuradas, pero no se toma en consideracin, por ejemplo, la cada vez ms insistente peticin de los usuarios de abrir por la maana las bibliotecas. Tan complicado sera apostar por realizar un pequeo esfuerzo adicional en materia de personal para ampliar el horario de apertura, si no en todas las bibliotecas, en las ms importantes? Parece claro que, por el momento, no existe ninguna intencin de realizar dicho esfuerzo.

Pero lo ms grave e inaceptable son las "soluciones alternativas" que el Servicio de Bibliotecas del Gobierno de Navarra est proponiendo. Por una parte, ante la necesidad de personal que tambin acucia a la Biblioteca General, ya se ha recurrido a subcontratar empresas privadas. Y por otro lado, de nuevo la solucin transparente y milagrosa de la convocatoria en el BON de subvenciones de ayudas a los ayuntamientos, en este caso para la contratacin de personal auxiliar de apoyo.

Si el Gobierno de Navarra considera que los ayuntamientos deben implicarse ms en este asunto, convnzales para que creen en sus plantillas orgnicas plazas del nivel adecuado y necesario, a las que pueda optar todo el mundo en condiciones de igualdad, y se garantice de paso la cualificacin profesional y la competencia de quien accede a dichas plazas. Pero esto parece importarle poco o nada al Servicio de Bibliotecas y en una demostracin inslita de un desprecio absoluto a nuestra profesin, deja en manos de los ayuntamientos la posibilidad de contratar este "personal auxiliar" sin velar por el proceso de seleccin de ese personal, ni garantizar la cualificacin de las personas contratadas, ni exigir unas condiciones laborales dignas. Afortunadamente, parece que hasta el momento las entidades locales han tenido ms sentido comn y la iniciativa ha tenido poco xito. Nos alegramos sinceramente.

Paradjicamente, da la impresin en los ltimos tiempos de que tenemos abundante informacin sobre las bibliotecas pblicas, las noticias en prensa se repiten, se presentan y se vuelven a presentar acciones futuras como el magnfico proyecto de la Biblioteca de Navarra y en cambio a nadie se le ocurre informar de la realidad, de lo que est hoy pasando en el Sistema de Bibliotecas Pblicas de Navarra. A alguien se le habr olvidado. En cambio, ASNABI y los bibliotecarios asociados, que viven a diario en esa realidad, cada da hacemos un esfuerzo (vano) por entender.

Aldee
Loiola Kalea, 14, 3. - 8. bulegoa
20005 DONOSTIA - SAN SEBASTIÁN Aviso legal - Política de cookies